Gabriel A.

David es un gran profesional, pero por sobre todo una gran persona.

Hace dos años vivimos junto a mi pareja un proceso judicial muy duro y doloroso.

Sin su ayuda no creo que lo hayamos podido sacar adelante. Nos ayudó desde lo profesional como un gran orientador y consejero.

Nos guio de un inicio. Estuvo 24/7 para aclarar todas las dudas que necesitamos. Sin duda lo recomiendo. Su calidad humana es inigualable. Estos dos años fueron de grandes aprendizajes.

Muchas gracias por todo!